¡Volvemos a dar un poco de envidia desde Boston!

El balance de la primera semana ha sido inmejorable, estamos todos encantados y disfrutando a tope de esta aventura.

Después de las celebraciones del 4 de Julio, hemos podido disfrutar de nuestro primer fin de semana en Boston. El Viernes nos encontramos todos ciertamente cansados tras haber estirado la noche del Día de la Independencia lo más posible. Recordad que estuvimos viendo los fuegos artificiales desde el Arboretum de Roslindale, una preciosa colina desde la que pudimos disfrutar del espectáculo nocturno.

Tras la últimas clases de la semana el Viernes, tocaba reponer fuerzas a base de bocadillos y dirigirnos al Downtown Crossing de Boston para seguir explorando la zona céntrica de esta magnífica ciudad.

Dimos un bonito paseo y pudimos aprovechar para hacer alguna compras en la zona comercial del centro.

Vuelta a casa para dejar las bolsas, mochilas y el cansancio acumulado, ya que ¡tocaba Night Party en el colegio! Nos juntamos con el resto de estudiantes de la escuela y tuvimos una noche de música, bailes y, sobre todo, mucha diversión y risas.

El Sábado fue también un día espectacular. Nuestra primera excursión lejos de Boston, visitamos el parque temático de Six Flags, el más grande de la costa este americana. Propiedad y basado el los personajes de las películas y comics de Time Warner, es sobre todo conocido por las numerosas y rapidísimas montañas rusas que tiene además de su zona de atracciones acuáticas.

Los más valientes pudieron montarse en todas las atracciones más salvajes, mientras que hubo otros que preferimos pasar el día a remojo en las atracciones de agua. Eso sí, todos terminamos el día pasados por agua, ya que nos cayó una tormenta para recordar. El parque tuvo que cerrar por al agua acumulada y el riesgo de tormenta eléctrica (menos mal que ya nos marchábamos hacia el autobús) y estuvimos bloqueados en el autobús al rededor de una hora hasta que se calmó la situación. A pesar de llegar completamente empapados, seguro que todos recordaremos la anécdota con una sonrisa en la cara.

El Domingo volvimos a salir de excursión. Pudimos conocer el MIT (Massachusetts Institute of Technology), uno de los centros universitarios de más prestigio a nivel mundial. ¡Que gozada poder pasear por sus instalaciones rodeados de tanto talento!

Por la tarde, con ganas todos de descansar un poquito, nos acercamos hasta Revere Beach, una espectacular playa de más de 3 millas de largo y típico lugar de descanso de las familias de Boston.

Como veis, ha sido un fin de semana espectacular. Hoy Lunes vuelta a la rutina semanal de clases y, ¡con muchas ganas de seguir disfrutando de la aventura americana!

Seguiremos dando envidia a base de posts y fotos…